Presidente de la Corte de Apelaciones de Santiago respalda cuestionamientos al alcotest

corte-de-apelaciones-de-Santiago-de-Chile

El magistrado Patricio Villarroel señaló que “los jueces tienen que investigar con celo no sólo lo que perjudica al imputado, sino lo que le favorece”.

El presidente de la Corte de Apelaciones de Santiago, Patricio Villarroel, respaldó este martes los cuestionamientos del juez de garantía Patricio Souza, quien cuestionó la fidelidad de alcotest utilizados por Carabineros, en la audiencia donde se formalizó al ex jugador Manuel Neira por conducir en estado de ebriedad.

Villarroel resaltó que van en la línea correcta los dichos de Souza sobre que “está llamando mucho la atención a los jueces, no sólo a mí, que se están arrojando altísimos niveles de alcoholemia, cosa muy rara. Se está solicitando obtener lo antes posible los certificados de alcoholemia, porque hay una cierta duda respecto de la fidelidad de los resultados (del alcotest)” dijo ayer el magistrado del 14º Juzgado de Garantía de Santiago.

“Al solicitar los jueces una aclaración respecto del resultado del alcotest yo encuentro que está bien, está dentro de sus facultades, porque tienen que investigar con celo no sólo lo que perjudica al imputado, sino lo que le favorece. Hay que determinar con justicia cual es el grado exacto de alcohol que tenía”, agregando que las dudas públicas manifestadas por el juez Souza “fue lo más atinado”.

Por su parte, el ex presidente de los jueces de Policía Local, Cristián Arévalo añadió que las pruebas con el alcotest son “mediciones preliminares y la prueba definitiva que nos da el resultado de la alcoholemia es lo que envía el Servicio Médico Legal, para que se pueda determinar si el conductor ha cometido infracción o delito”.

“Así es que yo creo –agregó- que es correcto lo realizado por el colega Souza y que queda además corroborado con lo que pasó con la actriz también detenida”, en referencia a Daniela Ramírez, actriz de TVN, quien fue detenida la semana pasada y donde marcó 3,39 gramos de alcohol por litro de sangre y que después se determinó en su prueba sanguínea o alcoholemia que tenía 1,8.

En tanto, la directora del Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (Senda), Francisca Florenzano, explicó a Emol que “hay una serie de factores que pueden explicar científicamente” la diferencia entre resultados del alcotest y la alcoholemia ”y que son bien conocidos”.

En este sentido, indicó que “siempre hay un tiempo que media entre las dos mediciones. En la mayoría de los casos que hemos visto la última semana son controles que se han realizado en operativos tradicionales de Carabineros, y por lo tanto, le hacen el alcotest en la calle y después las personas han sido llevados a un centro de urgencia para hacerle la alcoholemia, y hay tiempo que pasa entre medio”.

“La aproximación que nosotros tenemos -y que está corroborado por el Ministerio de Salud- es que hay una disminución de 0,7 milígramos de alcohol en la sangre por hora”, explicó, lo que se suma a que la alcoholemia normalmente se realiza unas dos a tres horas después de realizado el alcotest.

Vía: Emol.com

volver