Matthei define los ejes en materia laboral para último año de gobierno

Red de servicios Chile Atiende

Este año enviará al Congreso el proyecto de salas cuna y la nueva ley de accidentes del trabajo.

1. Enviar al Congreso modificación al derecho de sala cuna

Al momento de repasar la agenda laboral con la que cerrará su gestión como ministra del Trabajo, Evelyn Matthei cataloga con “prioridad alta” la modificación al derecho de sala cuna. Si bien se trata de un anuncio de larga data, aseguró que pretenden enviar al Congreso la reforma al artículo 203 del Código del Trabajo antes de fin de año. “Nos interesa mucho presentar la modificación a la ley de salas cuna, estamos avanzando en la elaboración del proyecto”, se limitó a detallar. La legislación actual estipula que solamente las empresas con 20 o más trabajadoras deben costear el uso de sala cuna, para aquellas que tienen hijos menores de dos años. Según ha dado a conocer el Ejecutivo durante este año, la iniciativa modificará el cuerpo legal estableciendo que todas las compañías deben pagar una cotización por trabajador, independientemente de su género.

Los planes apuntan a que cada empleador redestine a un fondo nacional de salas cuna un 0,4% del aporte que actualmente se efectúa por trabajador al fondo de cesantía solidario. De esa manera, Matthei argumenta que se evitará que la nueva legislación signifique un costo adicional para las empresas. Lo que aún no precisa, entre otra cosas, es si tendrán derecho al beneficio tanto hombres como mujeres.

2. Reformar el sistema de capacitación laboral

“La reforma al Sence no va a entrar al Congreso este año, espero que sí a principios del próximo”, aclaró Matthei. Se trata de otro de los cambios al mercado laboral que buscará impulsar en su gestión, a partir del diagnóstico elaborado en 2011, donde un estudio encargado por la cartera concluyó que menos del 1% de los cursos de capacitación tiene efectos positivos sobre el salario y sobre las condiciones de empleo de los beneficiarios.

Esto, considerando que el Estado invierte cerca de US$ 300 millones en el sistema de franquicia tributaria para capacitación, lo que equivale casi a la totalidad del gasto público destinado al sistema de capacitaciones del Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (Sence). Matthei precisó que se encuentra recogiendo la experiencia internacional para diseñar un nuevo modelo y reformular la institución a cargo. “Ya tenemos algunos lineamientos claros. Cualquier tipo de capacitación tiene que estar en sintonía con las necesidades de los empleadores. En Chile, los centros de formación no están alineados con la industria”, analiza. Para reparar ese diagnóstico también anunció la implementación de “skills councils” o consejos de habilidades dedicados a identificar las necesidades de capacitación laboral en los sectores productivos, como el que ya funciona en el área minera.

3. Lograr la aprobación del proyecto que regula el Multirut

“Siempre dije que iba a ser supercomplejo, pero para nosotros es importante aprobar el proyecto sobre Multirut, porque es una promesa de gobierno”, recalcó Matthei al contabilizarlo dentro de la agenda laboral que impulsarán en los próximos meses. La iniciativa en discusión, y sobre la que el Ejecutivo ha elaborado indicaciones, fue presentada en 2006 por parlamentarios y busca evitar el uso de múltiples razones sociales para evadir obligaciones laborales. La titular del Trabajo reconoció que se encuentran en conversaciones con senadores para destrabarla durante 2013. “La discusión es lenta y trabajosa. Por un lado, tenemos que ser muy estrictos para que por la vía de crear distintos RUT no se afecte el derecho de los trabajadores, y, por otro lado, si considera que con RUT distintos dos empresas independientes son una misma, se puede crear un lío comercial, accionario y patrimonial brutal. El equilibrio entre ambas cosas es superdelicado”, explicó. Entre los puntos que busca el proyecto es la creación de un nuevo concepto de empleador y de una comisión de expertos que asesore a los tribunales en el estudio del caso a caso. La primera idea fue aprobada por la Comisión de Trabajo del Senado -donde es analizada- y la segunda, rechazada. “Nos ha tomado horas de estudio y de conversar con distintos expertos para lograr un equilibrio razonable”, dijo.

4. Concretar medidas que buscan fortalecer la seguridad laboral

Otro de los proyectos que Matthei enviaría al Congreso antes de fin de año es la nueva ley de accidentes del trabajo. Se trata del tercer proyecto que formaba parte de la batería de iniciativas orientadas a fortalecer la seguridad laboral, anunciadas a mediados de 2011 tras el primer aniversario del accidente en la mina San José. Ya se encuentra bajo revisión parlamentaria el proyecto que modifica los gobiernos corporativos de las mutuales de seguridad -que cambia las reglas de elección de directorios y aumenta las exigencias de entrega de información- y la reformulación de la Superintendencia de Seguridad Social (Suseso), que crea la Intendencia de Seguridad y Salud en el Trabajo y eleva las multas. El primero de ellos se encuentra en la Cámara de Diputados, mientras el otro avanza en segundo trámite en la Cámara Alta. Aún están pendientes las modificaciones a las atribuciones de la Dirección del Trabajo.

Además de estas iniciativas, Matthei agregó que también buscarán destrabar el nuevo estatuto para el trabajador agrícola, que amplía los temas en los que pueden pactar acuerdos empleadores y trabajadores, sin mediación de la Dirección del Trabajo. Pese a que en julio el Ejecutivo puso urgencia a este proyecto, hace algunas semanas la retiró para emprender negociaciones con la oposición.

Vía: LaTercera.cl

volver