Las historias no contadas de la diputada Marta Isasi y el ‘Corpesca gate’

marta-isasi-3

Georgio Carrilo, una ex secretaria y el diputado Hugo Gutiérrez entregan detalles inéditos sobre los conflictos que tienen a la diputada en el ojo del huracán.

“El libro nace cuando estaba en un hoyo, estaba sufriendo una enfermedad tremenda que va en aumento en nuestra sociedad que es la depresión”, confesó en marzo de este año en una entrevista para la televisión donde hablaba de su libro “Desnuda frente a ti” (RIL editores) que escribió después del suicidio su hija mayor Dvina, ocurrido el tres enero del 2007( le siguen en edad sus hijas Ljubinka y Diannella). En uno de los pasajes, también menciona que quitarse la vida también fue una alternativa que se le pasó por la cabeza. “Lo único que me ha frenado han sido tus hermanas, porque después de tu muerte algo se fue contigo y ya jamás he vuelto a ser la misma. Permanezco aquí sólo porque tengo la obligación, como madre, de estar y velar por ellas”.

Para sus cercanos, este fue el punto de inflexión, el antes y el después de una mujer que tras la pérdida de su primogénita  -y como para sortear esa  tristeza inconmensurable- no deja de mencionar a Dios y asistir a retiros para olvidar, fiel a Renovación Carismática donde se realizan grupos de oraciones. En su página web  también reza: “Todo puedo en Cristo que me fortalece” (Filipenses 4:13).

Esa mujer poco y nada se parece a la otra, la diputada que siempre está ubicada en el ojo del huracán, la que cuando al aviso de “rec” de su camarógrafo Roberto Miranda, en una especie de lenguaje de señas cómplices, sabe perfectamente qué decir y cómo moverse.

Para sus detractores, esta vez Isasi se dio cuenta que las cosas no siempre salen como uno quiere. El fiscal Manuel Guerra comenzó una investigación de oficio para resolver si hubo o no algún delito por parte de la diputada. Todo comenzó cuando el viernes Ciper publicó el testimonio de su ex asesor Georgio Carrillo, en el que revela haber recibido $25 millones en pagos de Corpesca fuera del periodo de campaña y en la antesala de la votación de la Ley de Pesca.

El martes pasado en el  Congreso, Marta Isasi lo negó todo, con aseveraciones firmes: “Una venganza de mi ex asesor Georgio Carrillo por su formalización por la Fiscalía Regional de Valparaíso, por lo que evaluó nuevas acciones legales para reparar mi honor”. Y agregó que todo ocurrió cuando tras la muerte de su hija, cumpliendo con su cargo de diputada, le entregó a Carrillo acceso a sus cuentas de correos y claves, para que le respondiera los mensajes y correos.

No es la primera vez que Isasi se ve envuelta en una denuncia de este calibre, y para quienes la conocen de cerca, saben que tampoco es nueva la forma de excusarse. Carola González, quien como secretaria conformó su equipo durante el periodo del 2006 al 2008, dice que traspasarle la culpa a otros es su modus operandi, una forma sistemática de comportarse. En su caso, González, define su relación laboral con la diputada como “tortuosa”.

Después de un vínculo estrecho, donde Isasi se despidió de ella entre lágrimas, también la acusó de traición. Parecido a lo que dice hoy de su ex asesor, en esa ocasión habría comentado que su secretaria copió su firma de algún carnet olvidado en la oficina, así la responsabilizó de los documentos que la habrían inculpado de un subarriendo de su sede parlamentaria a la Empresa Constructora Pacífico. Allí su ex pareja Juan Borbar Contreras era uno de los socios. La parlamentaria también esgrimió que todo era una conspiración, esta vez del clan Soria. “Tuve acceso a eso contratos de la misma manera que Georgio (Carrillo), yo era su secretaria, todos los documentos que ella firmaba pasaban por mis manos, fue así como comprobé el tema del subarriendo de la sede parlamentaria (…) En mi caso y si la investigación se reabriera, no tendría ningún inconveniente en que me hicieran el peritaje ”, asegura hoy González.

Para suerte de Isasi, la causa se archivó y fue a reelección, como independiente por el cupo de la UDI en el distrito 2 (Iquique) el 2009 . Obtuvo el 31,02%, (28.884 votos.). La primera mayoría.

El Dínamo se contactó con Georgio Carrillo, quien explicó los motivos que tuvo la diputada para acusarlo y fue categórico a la hora de describirla: “Ella es egocéntrica e inestable emocionalmente”. Vía email, aseguró que Isasi siempre cree que hay conspiraciones en su contra y le gusta victimizarse. “A mí me responsabiliza de las platas de Corpesca única y exclusivamente porque ella me pidió que les boleteara por 25 millones de pesos -en tandas de diez, diez y cinco- ya que no podía salir el pago en forma directa a ella”, puntualizó.

Carrillo continua el relato y comenta que fue el cuatro de noviembre de 2011, cuando tras aparecer con su jefe de gabinete Esteban Zavala, Isasi le informó delante del Jefe de Finanzas de la Cámara de Diputados que debía renunciar o llevaría el caso a la Fiscalía, acusándolo de otros hechos. “Opté por renunciar en el acto, decepcionado y choqueado por la situación. No obstante, igual presenté una denuncia, que es la que hoy ha tomado tan alto vuelo (…) Estoy claro que ella no quería que el jefe de gabinete se enterara de estos acuerdos de plata que teníamos ambos, pero él se enteró, por eso hizo la desconocida” y agrega: “Curiosamente, días antes de la fecha que te menciono, pongo fin a una relación amorosa que tuvimos, de aproximadamente mes y medio, sin embargo, ella me señala creer estar embarazada. Es en ese momento en que se produce el quiebre que luego desencadena en lo antes descrito”.

Insiste en que lo que ella dice es “una burda falsedad” y recalca que jamás tuvo acceso a sus cuenta de Gmail. “El único correo que yo manejaba era el del Congreso y además era el encargado de actualizar su facebook. Curiosamente ella nada dice que le haya ocupado el facebook (…) En el Tribunal dije que creía saber las tres razones que la llevaron a actuar de esta forma: una, su jefe de gabinete se entera de los movimientos de plata que hacíamos y, al consultarle, ella me responsabiliza exclusivamente a mí; dos, la Cámara de Diputados empezaba auditorías al azar a los parlamentarios y ella se quiso asegurar antes; tres, por despecho”.

Uno de los correos a los que El Dínamo tuvo acceso, se revela una cita amorosa en el balneario de Concón donde la diputada habla de los “borradores” y nombra a Lorena lo que prueba que sí conocía a la esposa de Carrillo.

Vía: ElDinamo.cl 

volver